La FMD implementa en la provincia de Valladolid un programa de ayuda a las pymes centrado en la creación de empleo

La FMD implementa en la provincia de Valladolid un programa de ayuda a las pymes centrado en la creación de empleo

26 / 05 / 2013


«Queremos devolver un poco de lo que recibimos de la sociedad vallisoletana». El responsable de proyectos en Castilla y León de la Fundación Michelin Desarrollo (FMD), Abel López González considera que esta es la razón que llevó a la empresa de neumáticos a poner en marcha su Fundación.

El coordinador de la Presidencia del Ayuntamiento de Valladolid, Fernando Rubio; el director general del Parque Científico UVA, Salvador Dueñas; el director de la fábrica de Michelin, Mariano Arconada; el alcalde, Francisco Javier León de la Riva, y el responsable de proyectos de la FMD, Abel Dueñas.

El coordinador de la Presidencia del Ayuntamiento de Valladolid, Fernando Rubio; el director general del Parque Científico UVA, Salvador Dueñas; el director de la fábrica de Michelin, Mariano Arconada; el alcalde, Francisco Javier León de la Riva, y el responsable de proyectos de la FMD, Abel Dueñas.

Desde que empezó a funcionar, allá por el 2004, en toda España han firmado con empresas un total 379 convenios y han comprometido la creación de más de 2.800 empleos.

Para poder llevar a cabo este apoyo a las pymes españolas, han destinado una aportación económica de 6.940.000 euros. La Fundación Michelin Desarrollo trabaja en aquellas regiones donde se asienta alguna de sus factorías (Valladolid, Aranda de Duero, en Castilla y León; y Álava y Guipúzcoa, en el País Vasco).

«En el año 2013, en Valladolid hemos apoyado 30 proyectos con un compromiso de creación de 127 empleos», explica Abel López. FMD trabaja en estrecha colaboración con diferentes entidades, tanto públicas como privadas, dentro de la provincia. Por ejemplo, en la capital son uno de los pilares fundamentales del CREA. En la clausura de 2013 de este programa, el alcalde de Valladolid Javier León de la Riva destacó la ayuda que ha destinado la Fundación los últimos cinco años a pequeñas empresas locales (86 ya disfrutan de su apoyo y otras doce se encuentran en los trámites previos a recibir la subvención).

Tres tipos de ayuda
Abel López expone cómo funciona la FMD: «Existen tres maneras de actuar. La primera es la ayuda técnica puntual. La segunda se trata del apoyo financiero a fondo perdido que consiste en la entrega de dotaciones de 1.000 euros por cada empleo creado. Por último, la tercera, es la función avalista que desarrolla la Fundación apoyando a aquellas empresas que quieran desarrollar una inversión en la provincia».

Asimismo, la FMD responde a las preguntas puntuales que tengan aquellos empresarios de la provincia. «Si alguien nos plantea una cuestión que nosotros podamos resolver, de una forma completamente gratuita, puntual y confidencial, se le puede hacer un asesoramiento sobre ese tema específico. Son intervenciones puntuales y no se trata de hacer competencia a ninguna consultoría porque realmente la persona que está empezando no tiene recursos para poder solicitar estos servicios», aclara el responsable de proyectos en Castilla y León. Estas intervenciones son puntuales y no suelen superar los 2 o 3 días de duración.
A su vez, dentro del programa CREA, la Fundación Michelin ha colaborado estrechamente con la Agencia de Innovación y Desarrollo de Valladolid para la formación de emprendedores. Especialistas de la factoría Michelin han impartido cursos de forma gratuita dando consejos y exponiendo su consolidada experiencia.

1.000 euros por empleo
La ayuda financiera que ejecuta la Fundación Michelin Desarrollo se puede dividir en dos categorías, una de ellas son las aportaciones a «fondo perdido». Estas consisten en la subvención económica de 1.000 euros por cada puesto de trabajo que se comprometa, con un máximo de 18.000 euros por convenio. Para poder recibir este apoyo económico, las empresas deben ser propuestas por entidades de apoyo al emprendedor como el CREA.

Abel López Gómez remarca cuáles son los requisitos que han establecido para la concesión de estas ayudas: «Apoyamos a pymes (en el concepto puro, tanto como en facturación como en número de empleados, ya que no pueden superar los 250)». En cuanto al tipo de actividad que deben desarrollar las empresas, López Gómez puntualiza que «tienen que ser del sector industrial o de servicios a la industria».

Abel López, de la Fundación Michelin, con Maribel Barrante de Strategia Infinita, que ha sido una de las iniciativas merecedoras de la subvención.

Abel López, de la Fundación Michelin, con Maribel Barrante de Strategia Infinita, que ha sido una de las iniciativas merecedoras de la subvención.

«Cuando hablamos de industria –remarca el responsable de proyectos en Castilla y León– nos referimos a aquellas empresas que elaboren o transformen cualquier producto que sea bien visto por la sociedad. Y de servicios a la industria, son todas estas empresas que en un momento determinado apoyan al desarrollo de la actividad industrial, como por ejemplo, un abogado o una empresa de limpieza». Por lo tanto, se puede deducir que quedan fuera de este tipo de subvenciones aquellos proyectos centrados tanto en la intermediación como en los servicios a la personas.

Por último, se establece un requisito geográfico, porque la FMD actúa en aquellas regiones donde están asentadas factorías. En este caso, su marco de actuación se suscribe a toda la provincia de Valladolid. Por su parte el empresario, se debe comprometer a que los contratos subvencionados sean a jornada completa y que se mantenga por lo menos tres años.

El tercer tipo de ayuda que otorga la FMD a las empresas es también de tipo financiero y consiste en el apoyo como avalista a aquellos proyectos que deseen hacer una inversión. A su vez, cofinancian los intereses generados por el préstamo.

«Podemos llegar a avalar hasta 180.000 euros por operación. Y cuando decimos avalar es que la FMD asume el riesgo y no pedimos mayor garantía que el compromiso y la viabilidad del proyecto por parte del empresario», explica Abel López.

La FMD cuando decide avalar un proyecto trabaja con diferentes entidades bancarias para conseguir la concesión del préstamo. «El empresario firma un préstamo con esa entidad bancaria y se tiene que comprometer a devolverlo. Son préstamos de 5 años a un tipo de interés del 2%, el diferencial de interés lo paga la Fundación», comenta López.

La Fundación Michelin Desarrollo es una entidad sin ánimo de lucro que se enmarca dentro de la «responsabilidad social de la empresa».

Un ejemplo más de cómo la factoría de neumáticos busca fomentar el crecimiento empresarial de la capital vallisoletana.